Always Dreaming cumple al ganar el Derby de Kentucky

El caballo Always Dreaming, montado por el legendario jinete puertorriqueño John Velázquez, ganó hoy la 143 edición del Kentucky Derby, la primera gran carrera de la Triple Corona de la temporada hípica en Estados Unidos.

 

Always Dreaming, con una gran monta de Velázquez, que le exigió de manera perfecta en la recta final, fue el gran triunfador al superar en la línea de meta a Lookin At Lee, que ocupó el segundo puesto y el tercero se lo quedó Battle of Midway.

 

Mientras que el gran derrotado fue Classic Empire, que partía como favorito en las apuestas al pagar 4 a 1, no hizo buena carrera y Always Dreaming, que estaba también en los potenciales ganadores, si cumplió.

 

De esta manera Always Dreaming al encontrarse entre los favoritos permitió que por quinto año consecutivo se cumplieran los pronósticos con el ganador, que es una marca en la historia de la carrera.

 

El triunfo de Always Dreaming, que fue confirmado por los oficiales de la carrera a los pocos minutos de cruzar la línea de meta, fue el segundo que consigue en el Kentucky Derby, el entrenador Todd Pletcher, que también tuvo en la carrera a otros dos caballos más, Tapwrit y Patch, que presenta la característica que es tuerto.

 

El nuevo campeón del Kentucky Derby hizo el recorrido de la legendaria pista del hipódromo Churchill Downs, en un tiempo de 2:03.59, al verse favorecido por la velocidad de una pista embarrada tras haber llovido antes de que se iniciase la prueba, la de mayor importancia en la hípica estadounidense.

 

Velázquez, un nativo de Carolina (Puerto Rico), consiguió su segundo triunfo en el Kentucky Derby tras haberlo ganado en 2011.

 

Pero es la primera que consiguen juntos Velázquez y Pletcher, que son los que más dinero han ganado dentro de la hípica estadounidense.

 

Ambos se mostraron imbatibles en la fría y lluviosa tarde que se vivió en el histórico Churchill Downs, de Louisville.

 

El veterano jinete puertorriqueño volvió a mostrar una gran frialdad a la hora de llevar a Always Dreaming y supo exigirle el último esfuerzo, sin concesiones, en el momento oportuno para superar al resto de los rivales.

 

De esta manera, Always Dreaming, ganador del Florida Derby, se mantuvo a la cabeza de la carrera, en la que participaron 20 caballos, con State of Honor, después de cubrir el primer cuarto de recorrido con un tiempo de 22.70 segundos y la mitad de la milla en 46.53, siempre en control.

 

Pero la rapidez de la pista hizo que Velázquez pudiese exigirle a Always Dreaming su mayor esfuerzo que lo pusieron al frente de la carrera, hasta con seis cuerpos por delante del resto y superar sin problemas a Lookin at Lee, que se posicionó segundo, sin amenazarle en ningún momento, y aun más distante Battle of Midway.

 

El mundo de las apuestas con Always Dreaming de ganador pagó 11,40; 7,20 y 5,80 dólares, mientras que Lookin At Lee, que no partía de favorito, retornó a los apostadores 26,60 y 18,20 dólares.

 

Battle of Midway pagó a los que le dieron su apoyo con las apuestas 20,80 dólares.

 

EFE

Escribir comentario

Comentarios: 0